Conócenos
Control Lechero
Inseminación
Más Actividades
Otros Enlaces
-> Novedades <-
 
Regresar al Inicio
Mapa de la Web
Enviar E-Mail
 
 Control Lechero  Presentación

Presentación

El objetivo principal del Control Lechero es la valoración genética de los sementales de razas lecheras, a partir de la información de las lactaciones de sus hijas, es decir, conocer en que medida un macho concreto transmite a sus hijas mayor capacidad de producción de leche, mejor calidad de la leche o mejor morfología.

 

Además de ser la herramienta imprescindible de los programas de mejora genética, el control lechero representa para los ganaderos una ayuda básica para la gestión de sus explotaciones. Al pertenecer al control lechero, el ganadero recibe mensualmente el análisis individual de la leche de cada una de las vacas de la explotación, que incluye, además de la grasa y proteína, los resultados de células somáticas, tan importantes para controlar la mamitis en su explotación. Con el recuento de células somáticas individualizado y mensual, el ganadero puede detectar aquellas hembras con mamitis subclínica (enfermas, pero sin síntomas clínicos) y ponerlas en tratamiento antes de que la enfermedad avance. Además, puede reducir el recuento de células somáticas del tanque de leche de su explotación, ordeñando aparte aquellas hembras con muchas células somáticas. Los datos de producción de sus hembras también le ayudan en la toma de decisiones para la gestión de su explotación.

La gestión del Control Lechero Oficial está encomendada al UAGCYL, Centro Autonómico de Control Lechero Oficial para Castilla y León. Con el fin de facilitar la incorporación y mantenimiento de los ganaderos en el control lechero oficial se cuenta con ayudas nacionales, además de la gratuidad de la realización de los análisis de las muestras de leche en el CENSYRA.

Además de los parámetros de análisis obligatorios del control lechero oficial (grasa, proteína, extracto seco y células somáticas) los ganaderos reciben el análisis de cuerpos cetónicos y urea. Los cuerpos cetónicos (acetona y beta-hidroxi-butirato) proporcionan un aviso temprano de la presencia de cetosis bovina. La cetosis de los rebaños lecheros puede reducir la producción en más de 500 kg de leche por vaca/año y puede tener además efectos negativos en la reproducción y el bienestar de las vacas. Los niveles de urea en leche nos pueden orientar sobre el correcto aprovechamiento proteico del alimento suministrado a las vacas. Un desequilibrio puede llevar a gastos superiores en la alimentación, descensos de fertilidad entre un 15 y un 20 % y una disminución de la respuesta inmunológica del animal, con reducción de la producción de leche.


:: CENSYRA ::Páramo de Villaquilambre - 24.193 VILLAQUILAMBRE (León) - ESPAÑA - Tel. 00 34 987 28 17 50 - Fax 00 34 987 28 17 55 ::